Como obtener mi RFC con Homoclave

Como obtener mi RFC con Homoclave

En este breve artículo nos vamos a enfocar en explicarte la manera en la que podrás darle respuesta a la pregunta como obtener mi RFC con Homoclave.

Básicamente debes saber que hay tres formas en las que se puede cumplir con el tramite de RFC. La primera es la que se podría denominar como la manera tradicional y es que consiste en que el interesado acuda personalmente a la oficina del SAT más cercana a su domicilio con documentación específica que ayude a comprobar su identidad. Lógicamente estamos hablando de que el ciudadano debe presentar una copia certificada de su acta de nacimiento (sin tachaduras ni enmendaduras), una credencial oficial con fotografía que se encuentre vigente y de ser posible su constancia CURP.

Con el propósito de agilizar el cálculo de RFC con Homoclave se recomienda que la persona agende una cita ya sea por teléfono o bien por Internet.

Los otros dos métodos corresponden a la obtención del RFC en línea. Para los trabajadores que reciben un salario o que trabajan por su cuenta, les comentamos que pueden darse de alta ante la SHCP con su Clave Única de Registro de Población.

La ventaja del RFC con CURP es que el ciudadano podrá llevar a cabo todos los pasos del trámite de afiliación sin tener que abandonar su domicilio o su sitio de trabajo.

Es decir, en cuanto termine tendrá la oportunidad de imprimir el RFC para comenzar a usarlo desde ese momento.

Desde luego que habrá ocasiones en los que se tenga que hacer una modificación en cuanto al rol tributario de las personas físicas o morales. Es decir, especificar la fecha de cese o reactivación de labores. En esos casos, es indispensable que el interesado consulte el directorio de módulos SAT de su localidad.

Adicionalmente, no queremos dejar pasar la oportunidad de comentarte que en caso de que tengas dudas o preguntas de materia fiscal, cuentas con el apoyo de asesores especializados en el chat que se encuentra dentro del portal oficial del Servicio de Administración Tributaria.

El último método para solicitar el RFC es el que se conoce con el nombre de “preinscripción”. Éste se encuentra habilitado tanto para personas físicas como para personas morales.

Tal y como su nombre lo indica en este caso, debes llenar el formulario de adición con tus datos personales. Sobra decir que cada uno de tus datos personales tendrá que ser real, puesto que las autoridades de la Secretaría de Hacienda podrán contrastar esa información con la que aparece en tu acta de nacimiento.

Otro punto relevante del registro en línea es que se debe especificar el domicilio fiscal. Es decir, el lugar en donde recibirás notificaciones por parte de las autoridades. De ser posible, incluye referencias que ayuden a localizar más fácilmente tu casa (por ejemplo, entre qué calles se ubica).

Anexa una dirección de correo electrónico personal que se encuentre vigente, pues será a través de ella que el SAT te envíe el número de folio con el cual deberás ir a la oficina que te corresponda para recoger tu documentación (este mensaje llega aproximadamente después de que hayan transcurrido 10 días naturales. Revisa periódicamente en la carpeta de Correo no Deseado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *